Por Oscar Alvarez de la Cuadra. Director General. Grupo CRASA.

Este año que concluye estuvo pletórico en noticias relacionadas con ISO 9001, especialmente con el fin del período de transición a la versión 2015 que culminó el 15 de septiembre pasado, que concluyó el esfuerzo de muchas organizaciones en lograr la adopción de ISO 9001:2015, entre estas varios de nuestros clientes de consultoría y consolidar las lecciones aprendidas en cuanto al nuevo enfoque de esta norma, a nivel de organizaciones,  auditores, consultores y otros usuarios de esta norma.

Igualmente el Comité Técnico 176 y su Subcomité 2, lograron la tan esperada actualización y publicación de la norma ISO 9004:2018, la cual se mantuvo en suspenso durante los 3 años siguientes a la publicación de ISO 9001:2015 y que finalmente vió la luz el pasado mes de abril. Con su visión de éxito sostenido para las organizaciones y ante la lamentable poca respuesta que tuvo en ediciones previas por parte de posibles usuarios de esta norma, el  subcomité 2 espera que  a esta nueva edición se le saque el debido provecho como una herramienta para ayudar a la Alta Dirección a llevar sus sistemas de gestión de la calidad a un siguiente nivel. El mes de julio pasado contamos con la visita del Sr. Charles Corrie a México, Secretario del Subcomité 2, quién ofreció en la UNAM una brillante exposición de los nuevos alcances y beneficios de ISO 9004:2018. Ya está disponible también esta norma en español.

Como normas periféricas a la familia 9000, igualmente se logró sacar a la luz la  versión actualizada de ISO 31000 en febrero pasado, la norma con guías para el proceso de gestión de riesgos, en la cual muchas organizaciones han fundamentado su proceso de evaluación   de riesgos  y cuya guía no sólo es emanada de 9001, sino de ISO 14001, ISO 45001 y en general de las normas de sistemas de gestión que incluyen en el capítulo 6 de Panificación, lo relacionado con el abordaje de riesgos y oportunidades.

De igual forma ISO 19011, cuya anterior revisión data de 2011, logró ponerse al día en especial ante la proliferación de nuevas normas de sistemas de gestión desde ese entonces y hacia los nuevos enfoques de auditoría y la necesidad de adoptar firmemente el pensamiento basado en riesgos, incluso en su aplicabilidad para la gestión del programa de auditoría. La nueva ISO 19011:2018, salió publicada en julio pasado. Tomó todo el último semestre de 2018 para que la versión oficial en español fuera publicada y se espera un uso muy intensivo de esta norma en la actualización de auditores internos en las organizaciones que adoptaron ISO 9001.

Por último, dentro del Subcomité 3 responsable de las normas de tecnologías de soporte o en si  la serie ISO 10000,  el subgrupo de familia de normas guía relacionadas con la satisfacción del cliente ISO 10001 (códigos de conducta), ISO 10002 (manejo de quejas), ISO 10003 (resolución de disputas), ISO 10004 (seguimiento y medición), todas ellas igualmente fueron publicadas en sus últimas versiones 2018 en julio pasado.

Se está trabajando  en actualizar las guías ISO 10013 (documentación),   ISO 10014 (beneficios financieros y económicos) , ISO 10015 (gestión de competencia y desarrollo del personal) e ISO 10018 (guía para la participación activa y la competencia del personal)  y por lo pronto, habrá que alinear los sistemas de gestión existentes con el apoyo de las guías de  estas nuevas normas, para que estos estén al día y sacar el mayor provecho posible de los sistemas ya implementados para su mantenimiento y mejora eficaces.

 

¿Desea usar este artículo? Puede hacerlo si por favor menciona la fuente Blog Noticias de Grupo CRASA  y Asociados y a su autor.

Derechos reservados. Grupo CRASA y Asociados, S.C. Oscar Alvarez de la Cuadra

Fuente de imagen: Adobe Stock. https://goo.gl/jzr4Jp