Por Sandrine Tranchard

19 de Junio de 2018

Con más de doscientas enfermedades diseminadas a lo largo de la cadena alimentaria, está claro que la producción de alimentos segura y sostenible es uno de nuestros mayores desafíos. La globalización del comercio de alimentos complica aún más la inocuidad de los alimentos y la nueva edición de ISO 22000 sobre sistemas de gestión de inocuidad de los alimentos, presenta una respuesta oportuna.

La inocuidad alimentaria se trata de la prevención, eliminación y control de los peligros transmitidos por los alimentos, desde el lugar de producción hasta el punto de consumo. Dado que los riesgos de inocuidad alimentaria pueden introducirse en cualquier etapa del proceso, todas las empresas de la cadena de suministro de alimentos deben ejercer controles de peligros adecuados. De hecho, la inocuidad alimentaria solo puede mantenerse a través de los esfuerzos combinados de todas las partes: gobiernos, productores, minoristas y consumidores finales.

Dirigido a todas las organizaciones en las industrias alimentarias, independientemente del tamaño o sector, ISO 22000: 2018, Sistemas de gestión de seguridad alimentaria: requisitos para cualquier organización en la cadena alimentaria, traduce la gestión de la inocuidad alimentaria en un proceso de mejora continua. Adopta un enfoque precautorio para la inocuidad de los alimentos al ayudar a identificar, prevenir y reducir los peligros transmitidos por los alimentos en las cadenas de alimentos.

La nueva edición brinda claridad de comprensión para las miles de empresas en todo el mundo que ya utilizan la norma. Sus últimas mejoras incluyen:

  • Adopción de la estructura de alto nivel común a todas las normas del sistema de gestión ISO, que facilita a las organizaciones combinar ISO 22000 con otros sistemas de gestión (como ISO 9001 o ISO 14001) en un momento dado.
  • Un nuevo enfoque del riesgo, como concepto vital en el negocio alimentario, que distingue entre el riesgo a nivel operativo y a nivel negocio del sistema de gestión.
  • Fuertes vínculos con el Codex Alimentarius, un grupo alimentario de las Naciones Unidas que desarrolla directrices de inocuidad alimentaria para los gobiernos.

La nueva norma ofrece un control dinámico de los peligros de inocuidad alimentaria que combina los siguientes elementos clave generalmente reconocidos: comunicación interactiva, administración de sistemas, programas de prerrequisito (PRP) y los principios de análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP).

Jacob Faergemand, presidente del comité técnico ISO/TC 34, Productos alimenticios, subcomité 17, Sistemas de gestión para la inocuidad de los alimentos, que desarrolló la norma, dice: “Para satisfacer las necesidades del mercado para la seguridad alimentaria, se desarrolla ISO 22000 por las partes interesadas que involucradas en organizaciones de seguridad alimentaria: gobierno, consumidores, consultoría, industria e investigación. Cuando los usuarios de ISO 22000 desarrollan un sistema de gestión de seguridad alimentaria, se aseguran de que se cumplan los requisitos del mercado “.  ISO 22000: 2018 cancela y reemplaza a ISO 22000: 2005. Las organizaciones certificadas en la anterior norma tienen tres años desde la fecha de publicación, para la transición a la nueva versión.

Fuente original: https://www.iso.org/news/ref2301.html

Derechos reservados. ISO. 2018. Traducción de Grupo CRASA y Asociados.