De Elizabeth Gasiorowski-Denis el 14 de octubre de 2016

Ahora se publica una nueva herramienta de negocios diseñada para luchar contra el soborno. ISO 37001 es la primera norma internacional de sistemas de gestión contra el soborno, diseñada para ayudar a las organizaciones a combatir este riesgo en sus propias operaciones y a través de sus cadenas de valor globales. Tiene el potencial de reducir el riesgo corporativo y los costos relacionados con el soborno proporcionando un marco empresarial manejable para prevenir, detectar y enfrentarlo.

“El soborno es un riesgo de negocio significativo en muchos países y sectores “, dice Neill Stansbury, presidente del comité ISO del proyecto ISO / PC 278 responsable de la nueva norma. “En muchos casos, se ha tolerado como una parte ´necesaria´ de hacer negocios. Sin embargo, el aumento de la conciencia de los daños causados por el soborno a los países, las organizaciones y los individuos ha dado lugar a los llamamientos para que se tomen medidas eficaces para prevenir el soborno”.

Muchas organizaciones ya han invertido tiempo y recursos significativos en el desarrollo de sistemas y procesos internos para prevenir el soborno. ISO 37001: 2016, Sistemas de gestión contra el soborno – Requisitos con orientación para el uso, está diseñado para apoyar y ampliar estos esfuerzos, a la vez que brinda transparencia y claridad sobre las medidas y controles que las organizaciones deben poner en práctica y cómo implementarlas con mayor eficacia y eficientemente.

ISO 37001 ayudará a prevenir, detectar y tratar el soborno, ya sea por parte o en nombre de una organización o de sus empleados o socios comerciales. Utilizando una serie de medidas y controles relacionados, incluyendo directrices de apoyo, el sistema de gestión contra el soborno especifica los requisitos para:

  • Una política y procedimientos anti-soborno
  • Liderazgo, compromiso y responsabilidad de la alta gerencia
  • Supervisión por un administrador o función de cumplimiento
  • Entrenamiento anti-soborno
  • Evaluaciones de riesgo y debida diligencia en proyectos y socios comerciales
  • Controles financieros, de compras, comerciales y contractuales
  • Reporte, monitoreo, investigación y revisión
  • Acción correctiva y mejora continua

Stansbury dice que ISO 37001 ha sido desarrollada para asegurar el uso flexible por organizaciones de todos los tamaños, donde quiera que puedan hacer negocios. “El riesgo de soborno que enfrenta una organización varía de acuerdo con factores como el tamaño, los países y sectores en los que opera así como la naturaleza, escala y complejidad de las operaciones de la organización. Por lo tanto, ISO 37001 especifica la implementación por parte de la organización de políticas, procedimientos y controles razonables y proporcionales”.

Las organizaciones pueden optar por estar certificadas según ISO 37001 por terceros acreditados, para confirmar que su sistema de gestión contra el soborno cumple con los criterios de la norma. Aunque la certificación (o el cumplimiento) de la norma ISO 37001 no puede proporcionar garantías de que no ha habido soborno o tendrá lugar en relación con una organización, la norma puede ayudar a establecer que la organización ha implementado todas las medidas apropiadas diseñadas para prevenir el soborno.

ISO 37001 se basa en la orientación de diversas organizaciones, como la Cámara de Comercio Internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Transparencia Internacional y varios gobiernos, lo que representa un consenso mundial sobre las buenas prácticas contra el soborno. Fue desarrollado por el comité ISO del proyecto ISO / PC 278, Sistemas de gestión anti-soborno, cuya secretaría está a cargo de BSI, el miembro de ISO para el Reino Unido.

Traducción: Isabel Medina. Grupo CRASA y Asociados, S.C.

Fuente original. goo.gl/K9rYy8. D.R. ISO. 2016